sábado, 16 febrero 2019

Hipertensión Durante el Embarazo

E-mail

 

Se denomina, hipertensión al aumento de la presión sanguínea. Un aumento de la cifra menor, la presión diastólica, es motivo de preocupación para los médicos, ya que corresponde a la medida del bombeo cardíaco en reposo. Si padece hipertensión, es recomendable que la mujer consulte a su médico antes de quedarse embarazada. Posiblemente, se le indique un cambio de fármacos y se le haga un seguimiento de su estado renal. Con una atención correcta, no hay ninguna razón que impida tener un embarazo y un parto normales, aunque puede que la mujer ingrese antes de tiempo en el hospital. Si durante, el embarazo desarrolla hipertensión, la atenderán en un centro de día, donde controlarán su presión.


embarazadaAhora bien, en algunos casos más severos se recomendará el ingreso. A veces, será necesario avanzar el parto, mediante cesárea, a causa de la presión de la sangre materna en el bebé. Un aumento, de la presión arterial al final del embarazo puede ser síntoma de pre-eclampsia, una afección muy seria. La presión arterial, es la fuerza que ejerce la sangre contra el interior de las arterias (los vasos sanguíneos que transportan sangre rica en oxígeno a todo el organismo). Cuando, la presión de las arterias se eleva demasiado, se habla de hipertensión.


Hasta el cinco por ciento, de las mujeres padece hipertensión antes del embarazo.1 Este tipo de hipertensión se conoce como hipertensión crónica. Otro cinco, a ocho por ciento de mujeres desarrolla hipertensión durante el embarazo, 2 en cuyo caso se habla de hipertensión gestacional. La hipertensión gestacional por lo general desaparece poco tiempo después del parto. Sin embargo, las mujeres que la desarrollan pueden tener un riesgo mayor de desarrollar hipertensión nuevamente en otro momento de sus vidas.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos